PULGUIPULGUI

Este pequeñín es de los últimos encontrados en el cementerio en estado lamentable, como suele pasar con los más pequeñines cuya madre ha desaparecido.

Le vimos tratando de correr y saltaba como una pequeña pulga, golpeándose con los obstáculos que encontraba a su paso. Al ir tras él comprendimos el motivo, tenía los ojos totalmente cerrados por una costra de pus y era puro huesito. Fuimos directamente a la clínica Bichos para hidratarle con urgencia y hacerle una revisión.

PULGUI demostró ser un gatito fuerte y en una semana cogió peso y se convirtió en un gato bien guapo.

foto Pulgui y marga

Tan guapo era nuestro pequeñín que enseguida Marga se enamoró de él y decidió adoptarlo. Ya tenía un gato de 11 años y quería que tuviera un nuevo amigo a la vez que ofrecía una casa bien cómoda y calentita a PULGUI.

 

 

 

Nos dice que es un gatito listisimo, que enseguida aprendió donde estaban las bandejas, recorrió la casa y se aprendió todos los sitios, aunque su favorito, como no podía ser de otra manera, es la cama de Marga.

Y así, como sin quererlo, una nueva familia se ha formado con uno de los mininos de la Prote.

 

 

NOS PREOCUPA SU PRIVACIDAD Las estadísticas de esta web se generan con la ayuda de Google Analytics (como la mayoría de webs). Los datos recopilados NO identifican a los usuarios y solamente sirven para mejorar nuestro servicio. Al utilizar esta web acepta el uso de estas cookies y otras estrictamente necesarias para el normal funcionamiento del servicio. Aviso Legal